domingo, 29 de marzo de 2009

Darwin tal como es

El asunto ya es viejo, pero considero que de todos modos, merece su espacio acá.

Enterado vía Magonia. A raíz de la publicación de su autobiografía sin censuras, tenemos ahora una nueva perspectiva, más humana, respecto de Charles Darwin, matizado con sus defectos y virtudesy su gran disconformidad, que no se pudieron apreciar debidamente por culpa de los prejuicios de su familia, que eliminó en la edición original algunos pasajes, que figuran en ésta novísima versión, en negrita.

Así, es posible ver el grado de estima en el que tenía a Thomas Huxley, como "un amigo amabilísimo", "un hombre espléndido" que "ha trabajado de manera excelente por el bien de la Humanidad". Elogios que no eran extensivos a la religión que le decepcionó, puesto que el cristianismo era en sus palabras "una doctrina detestable" por condenar al castigo eterno a los que no creen, entre quienes el naturalista no duda en incluir a su padre, su hermano y casi todos sus mejores amigos.

Así pues, el mesurado y casi equidistante inglés, luce más abanderado de lo que suponíamos, en esta edición de su autobiografía (1877) que nos trae Laetoli. En realidad fue un pensador que consideraba en la segunda mitad de su vida, que nada ha habido "más importante que la difusión del escepticismo o el racionalismo", y que "todo cuanto existe en la naturaleza es resultado de leyes fijas", concepción bastante adelantada a su tiempo.

Casualmente tengo ante mis ojos, algo que escribió comentando sobre el éxito de su Origen de las especies, y las traducciones y comentarios que sucedieron a dicha obra:

(...)"Ha aparecido asimismo un ensayo en hebreo en el que se demuestra que mi teoría está contenida en el Antiguo Testamento".

Pero es de suponerse que no comulgaba con semejante apreciación, pues ya afirmaba mientras navegaba en el Beagle:

"Pero, por aquel entonces, fui dándome cuenta poco a poco de que el Antiguo Testamento, debido a su versión manifiestamente falsa de la historia del mundo, con su Torre de Babel, el arco iris como signo, etcétera y al hecho de atribuir a Dios los sentimientos de un tirano vengativo, no era más de fiar que los libros sagrados de los hindúes o las creencias de cualquier bárbaro".

Pueden leer un fragmento de la autobiografía sin censura de Darwin, en éste articulo de El País.

6 comentarios:

El Noasaurus. dijo...

Muy buena entrada Chico Troodon.

Y no creo que tu blog sea un basurero de los otrso ;º)

Fujur dijo...

cojonudo lo que nos explicas! De todas formas... Darwin me decepcionó al contestar con malas maneras a Marx, cuando éste le felicitó por su obra y le propuso, quién sabe si no hubiera sido algo para la posteridad, colaborar...
un abrazo!

Dinorider d'Andoandor dijo...

Bueno Fujur, Charles no era tampoco ningún niño bueno, si llegaste a leer el libro ése de lancet que puse por su dia habrás visto que también era medio ... acá le decimos "pendeivis". Cuando algo no le cuadraba no se andaba con rodeos, mucha gente malinterpreta esa forma de ser. Charles no creía en algunas atribuciones que Karl quería hacer ver y se lo hizo notar.
Creo que con todo, estas autobiografías sin censura le hacen ver más humano.

Chico Troodon dijo...

Así es, esta faceta de Darwin explica ese choteo que le hizo a Karl... A decir verdad ya lo intuía de algún modo, porque sus visiones del mundo no podían ser más distintas.

Fujur dijo...

una vez más, he sido ilustrado por vuestra sabiduría compañeros ;-) un abrazo!

Fujur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.